generales 27/03/2019

Llegó el momento de pescar pejerreyes en el Río de la Plata

 

Con los primeros fríos están apareciendo. Si bien todavía el tamaño no es el ideal, se presenta como una buena temporada para la pesca.


Veníamos planeando una salida de pesca al Río de la Plata, frente a las costas de Berisso, con el guía Jorge Girat (tel 221-419-7897) para dar con los hermosos pejerreyes de inicio de temporada, ya que en esta época va ingresando y lo encontramos, pese a que los datos decían que todavía no estaba firme en cantidad y calidad.

Así que luego de unos días de buen viento sur y frío constante en el mes de marzo decidimos hacer el primer relevamiento del Río de la Plata, frente a las costas de Berisso. A las 9 hs, estábamos en Marina del Sur, en la ciudad de Berisso, donde nos bajaron la embarcación “lokiyo 22”. Luego de cargar nuestros equipos, salimos hacia el puesto de Prefectura a dar el rol de salida correspondiente. En este puesto a cada embarcación se le pide los elementos de seguridad correspondiente, más los documentos de la embarcación y carnet. Ya que sin alguno de estos elementos, no se podrá salir a pescar.

Navegamos hacia la zona de la rada, unos 15 minutos, donde hicimos la primer parada, copos gareteadores al agua, y botellas de ceba para hacer la calle. El Río estaba en bajante, y el viento soplaba desde el sector sur a unos 13 k/h, así que garetearíamos hacia la zona de la costa de colonia. Armamos los equipos, cañas de 4 mts, con relees frontales con multifilamento y líneas varias súper flot, de boyas de distintos tamaños, colores, y bajadas a 10 cm, con anzuelos número 3/0. La carnada que utilizamos fue mojarra grande, y también filete de pejerrey, cortado en tiras de 1 cm de ancho por 5 cm de largo, que funciono muy bien ya que el agua estaba bastante sucia, con mucho sedimento en suspensión.

Comenzamos la pesca, el Río con un oleaje perfecto, el cual se encontraban en excelente estado, empezamos el garete con la calle de ceba, y el sol de espalda, algo muy bueno ya que con el sol de frente la pesca se dificulta muchísimo para ver las boyas a lo lejos. Apenas arrancamos la pesca tuvo una llevada muy franca el guía Jorge, que luego de dejarlo tomar bien el cebo, dio un certero cañazo, al clavarlo, línea toda hundida, un hermoso Patí de 3 kilos, muy vigoroso, un ejemplar muy bueno. Seguimos con el garete y luego el guía Jorge otro pique, esta vez sí, un hermoso pejerrey de unos 40 cm, de inicio de temporada. Los piques se daban entre 40 y 60 metros de la embarcación, la pesca se ponía difícil, ya que muchos piques tuvimos de pirañas, las cuales al momento de clavar, ya no teníamos los anzuelos. Sabemos que están constantemente mordiendo, y cuando las clavamos no paran de morder la bajada, y ahí se produce el corte.

Fuente: https://www.eldia.com